Tizón, Héctor

 

Nació en Salta, en 1929, pero Jujuy fue su lugar en el mundo, donde situó buena parte de su obra y donde murió en 2012. Trabajó como diplomático por unos pocos años, estuvo exiliado en España y a mediados de los años 90 lo nombraron juez en Jujuy. Sin embargo, su nombre ocupa un lugar fundamental en la literatura latinoamericana. Sus libros han sido traducidos al inglés, francés, ruso, polaco y alemán. En 1969 publicó su primera novela, Fuego en Casabindo, género que lo consagró, y a la que le siguieron: El cantar del profeta y el bandido (1972), Sota de bastos, caballo de espadas (1975), El hombre que llegó al pueblo (1988), Luz de las crueles provincias (1995), La mujer de Strasser (1997), Extraño y pálido fulgor (1999) y La belleza del mundo (2004), entre otras. Además, publicó dos libros de cuentos y en el 2008 sus memorias en El resplandor de la hoguera. En su vasta trayectoria, obtuvo varios reconocimientos nacionales como el de la Academia Nacional de las Letras, e internacionales como el título de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia (1996). Un escritor de frontera demuestra que también en el ensayo desplegó su talento.

 

Foto: Alejandra López